English | Español
facebook twitter linkedin imdb

Mitopoesis

Derivaciones Filolo-mitológicas.
Filolomitología y Mitopoesis.

La actual edición contiene una revisión profunda de todo el texto, trama incluida, que ha permitido llevar la saga hasta las mismas fuentes de su verdad mitológica, basándose en el lenguaje germánico, en realidad, la verdadera fuente en la que debe ambientarse una obra que se centra en la cultura germánica del siglo I a.C. - I d. C.

Todos estos cambios no se encuentran en ediciones anteriores, que NO PUEDEN SER COMERCIALIZADAS ACTUALMENTE, CUYA DISTRIBUCIÓN ES ILEGAL, Y CUYA VENTA ESTÁ SIENDO PERSEGUIDA POR LA LEY.

Extracto de la Nota sobre el empleo de la Mitopoesis en la saga, al final de CREPÚSCULO DE LOS ASES:

"Este capítulo, que podría dar lugar a una extensa disertación dada la importancia del mismo, queda resumido de nuevo a una exposición de criterios electivos, usados para distinguir entre la mitología general, como un marco ideológico impuesto al pensamiento tribal de una época, y la derivación filológica personal que da forma a una imaginería local, circunscrita al ámbito de la creación mitológica como complemento de la re-creación literaria de una época remota y de su sentir religioso, estrechamente unido a su sentir filológico.

La fricción entre los Vanes y los Ases refleja la transición entre la Edad de Bronce y la Edad de Hierro. Los Vanes locales en la saga son una derivación filomitológica del protogermánico. Las deidades se ubican en la raíz del lenguaje, siendo estas raíces de suficiente “potencia mágica” a causa de su significado para los hombres de la Edad de Bronce. El origen de este fenómeno ha de encontrarse en el albor de la civilización europea, y aunque la idealización de los Ases propia de la Edad de Bronce tardía se impone al modelo de pensamiento, no desplaza el modelo anterior, el de los Vanes, sino que se imprime encima, creando varias capas que conviven. De este modo, mitología, religión y folclore crean tres estratos que participan activamente en la ordenación ideológica del sentir propio de este tiempo, y en su riqueza y aparente confusión se ha de encontrar la regla propia, y no en la división de estos elementos y en su aislamiento.

Las combinaciones usadas en diversas partes del relato, especialmente en las intervenciones de hechiceros y cuentacuentos vinculados con la tradición oral del mito entre los queruscos, como por ejemplo el empleo de funkalfar, responden a la composición propia del sistema rúnico y germ. con el que se vinculan las raíces en las lenguas germánicas. Funka, ancestro de chispa, centella (actual nuevo alto alemán funken, en adelante nhd.), se une a alfar, plural de elfos, para componer una derivación filolomitológica y filolopoética: funkalfar, elfos del fuego o más bien moradores de la centella. (...)"